SENDERO POR EL VOLCÁN DEL CUERVO CON NIÑOS

CALDERA DE LOS CUERVOS, UN VOLCÁN QUE VISITAR CON TODA LA FAMILIA

La ruta del Volcán del Cuervo con niños es una actividad que sin duda recomendamos que hagas si estás planeando visitar Lanzarote. Es un sendero sin dificultad con un paisaje único; y la sensación de adentrarse en la caldera de un volcán es una experiencia que no dejará indiferente. A los más pequeños de la casa les encantará.

Volcán del cuervo
Volcán del cuervo desde dron

Un poco de historia

La Caldera de Los Cuervos, conocida comúnmente como el Volcán del Cuervo, fue el primer volcán que se creó durante la erupción del Timanfaya. Esta erupción volcánica tuvo lugar entre los años 1730 y 1736, y dejó sepultadas bajo la lava varias poblaciones.

Volcán del Cuervo

El Volcán del Cuervo está integrado en la Red de Espacios Naturales Protegidos de Canarias y forma parte del patrimonio geológico de Lanzarote. Los carteles que se encuentran a lo largo del camino nos recuerdan la importancia de no transitar por fuera del sendero. El objetivo de esta limitación es garantizar la conservación del espacio natural, siendo éste un instrumento para la educación ambiental y el turismo sostenible.

Tal como nos explican en uno de los carteles, hubo un tiempo en el que la Caldera de los Cuervos sufrió el expolio de piroclastos, bombas volcánicas y olivinas, así como la erosión de sus laderas. Es toda una experiencia conocer de cerca las características de un volcán y poder adentrarse en su caldera. Pero para que esto sea posible debemos ejercer un turismo respetuoso con el medio.

https://youtu.be/Yb6fMI4cRfo

Vídeo grabado con una cámara Sony a7 iii y dron DJI Mavic Pro.

Cómo llegar

El Volcán del Cuervo se encuentra en la carretera LZ-56. No hay señalización que indique expresamente el volcán, pero no tiene pérdida. Si llegamos desde la LZ-30, carretera que recorre la zona de La Geria, giraremos a la derecha (si venimos desde el norte) o a la izquierda (si venimos desde el sur) sentido a Tinajo.

Una vez pasado el cruce, el parking para el inicio de la ruta se encuentra a la izquierda de la calzada, a un kilómetro aproximadamente desde el cruce.

El atuendo

  • La ruta a la Caldera de los Cuervos no tiene dificultad, pero el terreno de gravilla y las pendientes hacen aconsejable calzado cómodo y cerrado.
  • Esta zona de la isla suele ser algo ventosa. Aunque el día esté soleado, si elegimos las últimas horas de la tarde puede que nos haga falta una chaqueta, jersey u otra prenda de abrigo.
  • No te olvides de la protección solar e hidratación. No hay tiendas en los alrededores (el pueblo más cercano está a 4 kilómetros).
  • Y si vamos a hacer la ruta del volcán del cuervo con niños, especialmente si son menores de 2 años, recomendamos llevar mochila u otro instrumento de porteo.

El sendero

Desde el parking comienza un sendero bien señalizado, de baja dificultad, en llano salvo alguna pequeña pendiente, y de gravilla o picón.

Señalización del sendero del Volcán del Cuervo

En nuestro camino hacia el volcán nos sentimos chiquititos ante la inmensidad del mar de lavas, o malpaís. Se denomina mar de lavas por su similitud con un océano. Las formas onduladas creadas por la lava recuerdan las olas que se forman en el mar. El negro de la lava solidificada contrasta con el azul del cielo. Solo es matizado por el rojizo de otros volcanes como Caldera Colorada y el poco verde que podemos encontrar.

Tras andar unos 20 minutos llegamos a las faldas del volcán, donde el sendero se bifurca. La idea es rodear el volcán por completo. Pero si el tiempo apremia y quieres ahorrarte parte del trayecto, coge el sendero hacia la derecha, y en unos pocos minutos llegarás a la zona abierta del volcán, desde donde entrar a la caldera.

Volcán del cuervo
Entrada del volcán del cuervo

El sendero que nos deja a las puertas del volcán baja por una pequeña pendiente hasta la base de la caldera. Mientras bajamos no dejamos de mirar alrededor. Los colores de la tierra, las diferentes formas volcánicas, el silencio que impera… todo ello nos envuelve.

Volcán del Cuervo con niños

Nos quedaríamos horas en el interior de la caldera, pero toca volver a subir y seguir camino. Bordeando el volcán se tienen unas bonitas vistas de La Geria y del Parque Nacional del Timanfaya. También se dejan ver los restos de spatter. Estos son fragmentos de lava proyectados desde el cráter por la explosión que se depositan en la parte superior y alrededores del volcán. Más abajo, en las laderas, se depositan piroclastos. Estos son pequeños fragmentos de porosa piedra volcánica.

De vuelta

Ya de vuelta al inicio, con el Volcán del Cuervo a nuestras espaldas el paisaje es igual o más bonito que a la ida. Podemos ver Montaña Negra (a la derecha) y Montaña Colorada (a la izquierda). De nuevo los contrastes. El negro de la primera y el color rojizo de la segunda.

Finalmente, si queda tiempo y energía recomendamos sin duda cruzar hacia el otro lado de la calzada e inmiscuirse en ese paisaje tan especial que esconde algunos lugares muy curiosos.

Para otras rutas de senderismo en Lanzarote puedes consultar esta página.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.