CÓMO VIAJAR CON UN BEBÉ EN AVIÓN (II): consejos para pasar el control de seguridad

TRUCOS PARA PASAR EL CONTROL DE SEGURIDAD con un bebé

Con nuestro equipaje de mano y habiendo decidido qué facturar (para lo que te damos algunos consejos aquí), nos plantamos con toda la ilusión en el aeropuerto para hacer la facturación y pasar por el control de seguridad con un bebé.

Pasar el control de seguridad es uno de los trámites que todos querríamos poder ahorrarnos cuando vamos a viajar, más aún cuando vamos con un bebé.  Nosotros intentamos ponérnoslo lo más fácil posible.

Truco! Una cosa que nos ayuda mucho a hacer más cómodo pasar el control de seguridad con un bebé es la mochila de porteo. Facturamos el carrito del bebé y así nos deshacemos de un trasto desde el mostrador de facturación. Bebé en el regazo y las dos manos libres. Perfecto.

Porteando en el aeropuerto

Muchos papis optan por llevar el carrito hasta la puerta del avión. A nosotros nos resulta engorroso. En el control de seguridad hay que desmontar el carrito (si es de dos piezas) y pasarlo por el scanner. Al dejarlo a pie de avión o antes de entrar si se accede por finger (túnel que conecta la terminal con el avión) hay que dejarlo igualmente desmontado y plegado. Según el destino, puede ser que te lo entreguen en la puerta del avión o que tengas que esperar a recogerlo en la cinta de equipajes. Ojo! normalmente sale por la cinta de equipaje especial.

Sin querer aquí desmerecer el trabajo del personal que se ocupa de meter y sacar los carritos del avión, nos consta que no se les suele dar el trato delicado que a los padres nos gustaría. Probablemente sea porque les es imposible tener esa delicadeza con la infinita cantidad de bultos que tienen que manejar. El caso es que en muchas ocasiones los carritos de bebé sufren pequeños desperfectos como manchas en los tejidos o algún rasguño en el chasis. Así que la opción de facturarlo con su cubierta nos garantiza también que nos lo devuelvan tal y como lo metimos en el avión. Por todo esto, nosotros optamos por la mochila de porteo.

Porteando en el finger de entrada al avión

 

cruzar el arco

Al pasar el control de seguridad con un bebé lo normal es que haya que cruzar el arco primero sin el bebé y luego volver a pasar con el bebé en brazos. Si viajan dos adultos estupendo. Cuando viaja un adulto solo con el bebé en ocasiones nos han dejado pasar con Daniela en la mochila o en brazos. Si no, suele haber un pequeño parque vallado donde puedes dejarle si ya se mantiene de pie o sentado. En caso de que sea más pequeñín el propio vigilante de seguridad será quien le mantenga en brazos los 20 segunditos que tardas en pasar por el arco…

Truco! Para que el control de seguridad con un bebé sea lo más cómodo posible, aconsejamos no llevar zapatos de tacón ni botas o botines. Unas playeras, tenis o zapatos planos será lo mejor, puesto que de lo contrario tendrás que quitarte los zapatos, ponerte si lo deseas unas bolsas de plástico en los pies, pasar los zapatos por la cinta y volver a ponértelos pasado el arco. Un lío, ¿no te parece? Mejor nos lo ahorramos.

Mejor zapatos planos que botas o zapatos de tacón

 

cuanto menos tengamos que poner en la bandeja mejor

Lo mejor es llevar todo lo que haya que sacar en una misma bolsita o compartimento (la comida para el bebé, los líquidos, aparatos electrónicos). Así no estaremos varios minutos revolviendo en el bolso, minutos que, teniendo decenas de pasajeros detrás de ti y unos vigilantes de seguridad esperándote, se hacen eternos.

Lo mismo ocurre con el cinturón, reloj u otros accesorios que haya que pasar por el scanner. Mejor los llevamos en la maleta o en el bolso y nos los ponemos una vez pasado el control de seguridad. Así nos ahorramos también unos segundos que se pueden hacer incómodos.

En el control es posible que te pidan la comida y líquidos que lleves para el bebé para chequearlos. Así como a los adultos nos limitan los líquidos que podemos llevar a botes que con superen los 100ml y no más de un litro en total, para los bebés no existe esta limitación. Podrás llevar un biberón con la leche, un botecito con el puré, una botella de agua, o cualquier otra comida o líquido que necesites sin límite de capacidad.

Una vez pasado el control de seguridad con un bebé nos toca dirigirnos a la puerta de embarque.

Si quieres saber como sigue la película te invitamos a leer el post CÓMO VIAJAR EN AVIÓN CON UN BEBÉ – EL VUELO.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.