Railay, Tailandia

VIAJE POR TAILANDIA EN 10 DÍAS

VIAJE POR TAILANDIA EN 10 DÍAS: DE BANGKOK A LAS MEJORES PLAYAS

Era nuestra luna de miel. Durante la organización de lo que iba a ser nuestro viaje por Tailandia en 10 días,  nos debatimos entre el norte del país, quizás combinado con Vietnam, o buscar las playas paradisíacas del sur y del golfo de Tailandia. Ganó lo segundo.

Datos prácticos:

-1 euro equivale a aproximadamente 35 BTH

-El traslado del aeropuerto de Bangkok al centro de la ciudad puede llevar alrededor de una hora en taxi y costarnos unos 450 BTH (unos 15 euros).

-La estación lluviosa dependerá de la zona del país. Así, en el bajo golfo la temporada de lluvias se concentra entre diciembre y febrero, mientras que en el mar de andamán las lluvias caen con más frecuencia en verano.

-Evitar agua y zumos no embotellados de puestos callejeros. Os lo decimos por experiencia.

-Hagaís una ruta parecida a la que hicimos o no, aquí os dejamos una web para ver cómo ir de un sitio a otro dentro de Tailandia. Os dará una idea de distancias y tiempos, pero no aparecen todas las opciones siempre, sobre todo las baratas: https://12go.asia/es

-Una app tipo Uber para que no te timen: https://www.grab.com/vn/en/download/

Días 1 y 2: Bangkok

Aterrizamos en Bangkok en una noche de agosto. El aeropuerto está muy bien señalizado y la zona de taxis se encuentra sin problema. El trayecto en taxi del aeropuerto al centro de Bangkok cuesta unos 450 BTH.

Nuestro hotel era el Pullman Bangkok Hotel G, un buen hotel, con unas vistas alucinantes del skyline de la ciudad, y una piscina con vistas de vértigo en la quinta planta, ideal para darse un baño por la noche, cuando los edificios llenan de color el cielo y todo parece un poco “Blade Runner”.

Vistas desde la piscina del hotel Pullman G Bangkok
Vistas desde la piscina de nuestro hotel en Bangkok

Cenamos en una de las traseras del hotel, en un restaurante recomendado en recepción. Nuestro primer encuentro con la comida tailandesa. Pedimos a tientas, sin saber muy bien qué era lo que estábamos pidiendo, pero todo resultó exquisito.

Durante nuestros dos días en Bangkok, visitamos templos (Wats), el barrio chino, Kao Sand Road (donde se filmó el principio de “La playa”-Danny Boyle, 2000-, que la refleja muy parecida a la realidad aun pasado el tiempo), alguno de los famosos y enormes centros comerciales, nos asamos de calor pateando y nos empapamos con la lluvia intensa minutos después. Nos movimos a pie, en barca y en tuk tuk. Comimos en locales por 3 euros pero no comimos en los puestos callejeros.

Destacaríamos el Wat Pho, uno de los templos más importantes de Bangkok. Su mayor atractivo es el enorme Buda reclinado, de más de 40 metros de largo y casi 15 de alto. Cuenta también con la mayor colección de budas del país. El templo está ligado desde sus inicios a la medicina tradicional tailandesa y sigue albergando la escuela de masaje tailandés.

Buda reclinado, Wat Pho
Buda reclinado, Wat Pho

Perderse en las oscuras calles del barrio chino al anochecer es toda una experiencia. Si quieres luz, la calle principal (Yaowarat) está repleta de carteles de neón. En este barrio encontrarás puestos de comida callejera uno tras otro, locales de venta de oro y mercados. El tráfico es imposible en este punto de la ciudad.

Chinatown Bangkok
Barrio Chino, Bangkok

Otra de las experiencias es hacer algún trayecto en el skytrain, que parece sacado de la película de Blade Runner. Volando a alturas de tercera o cuarta planta, tiene paradas en muchos de los principales puntos de la ciudad.

Una forma de moverse por Bangkok es en barca por el Chao Phrana. Más que un río parece una autopista por la cantidad de tráfico flotante que hay en él.

Para escapar del tráfico, el ajetreo y el calor de Bangkok, la ciudad cuenta con su propio Central Park, el parque Luminhi, que merece la pena visitar.

Por último, recomendamos terminar el día tomando un cóctel en alguno de los bares de azotea con vistas al skyline de Bangkok. Si optáis por nuestro hotel tendréis uno en el último piso.

Nos fuimos de la capital de Tailandia con la sensación de que dos días habían sido suficientes a la vez que necesarios para conocer la capital tailandesa.

Nuestro siguiente destino era la isla de Ko Phangan.

Días 3, 4 y 5: Ko Phangan

Volamos a Ko Samui con Bangkok Airlines. El vuelo duró alrededor de una hora y aterrizamos en la mayor de las islas del bajo golfo de Tailandia. Del aeropuerto nos llevaron en furgoneta taxi al norte de la isla, donde cogimos un barco para llegar a Ko Phangan.

Ko Phangan es la hermana mediana, y se encuentra entre las islas de Ko Samui y Ko Tao, la más chiquita.

Elegimos Ko Phangan para nuestro viaje por Tailandia en 10 días, porque nos pareció que era menos turística que Ko Samui, y ofrecía algo más que Ko Tao (un paraíso para los submarinistas que nosostros no íbamos a saber apreciar). Seguro que las 3 islas merecen mucho la pena, pero nosotros nos quedamos muy contentos de haber elegido Ko Phangan.

Hat Thian
Hat Thian, una de las playas más bonitas de nuestro viaje por Tailandia en 10 días

 

Aquí nos relajamos en playas paradisíacas, nos perdimos por carreteras sin asfalto, convencidos de haber invadido sin querer propiedades privadas y despertado a más de un gallo. Vivimos el ambiente nocturno del sur de la isla sin caer en la locura que debe ser la famosa Full Moon Party. Recorrimos la costa este con una barca de popa larga. Conocimos su centro administrativo, Thong Sala. Vimos atardeceres mientras nos mecíamos en una tabla de madera colgada de un árbol, o simplemente mimetizándonos con la naturaleza colgando de un árbol copiando a los monos del país.

La experiencia en Ko Phangan fue de lo mejor del viaje a Tailandia y la recomendamos sin duda.

Si quieres saber más sobre Ko Phangan, aquí te dejamos nuestra entrada sobre la isla:

LO MEJOR DE KO PHANGAN, TAILANDIA

Día 6: norte de Ko Samui.

Ko Phangan no tiene aeropuerto (o al menos no tenía en 2016), así que nos movimos a Ko Samui para de ahí volar a Krabi. Aprovechamos la ocasión para pasar una noche en el norte de la isla y así llevarnos al menos una pequeña impresión. Nuestro viaje por Tailandia en 10 días no daba de sí lo suficiente como para dedicarle más tiempo, pero con lo que pudimos ver nuestro veredicto es que Ko Samui está mucho más urbanizada y dirigida al turismo que Ko Phangan. Aun así, disfrutamos mucho de esta tarde noche en la isla.

Elegimos la zona de Hat Bang Rak para dormir por su cercanía al aeropuerto y al muelle desde el que salen y al que llegan los barcos de Ko Phangan. La zona es conocida como Big Buddha Beach, por el gran Buda dorado que se hace visible desde kilómetros de distancia.

Dormirmos en unos bungalows muy recomendables por su calidad precio: Secret Garden Beach Resort. En agosto de 2016 nos constó 30 euros la noche en bungalow en la zona de jardín, sencillo, cómodo y bien equipado. Sirven muy buenos desayunos en un comedor de madera frente a la playa, y cuenta con tumbonas en la misma playa. El complejo tiene también una agradable piscina.

La playa de gran buda no es de las más bonitas, pero a medida que vamos caminando hacia el oeste la arena se va haciendo más fina.

Big Buddha Beach
Big Buddha Beach, Ko Samui

 

Desde aquí nos echamos a andar por la costa, a veces por carretera y a veces por playa, descubriendo así el Fisherman Village de Bo Phut, con sus calles repletas de tiendas y locales donde tomar algo. Pero nosotros habíamos parado poco antes de llegar aquí en el Ad Hoc Beach Café, un lugar tranquilo, en primera línea de playa.

A la playa de Bo Phut le ocurre lo mismo que la de gran buda, en su extremo oriental la arena es más gruesa pero a medida que te acercas al oeste la playa va tomando ese color paradisíaco de las mejores playas de Tailandia.

Y por último llegamos a Mae Nam, una playa aún más bonita, si bien ya caía la noche cuando llegamos aquí. Así que volvimos sobre nuestros pasos a Bo Phut, donde nos sentamos a cenar sobre unos puffs en la arena con pequeñas mesas bajas de madera, disfrutando de un buen ambiente nocturno.

Bo Phut
Bo Phut, Ko Samui

 

Día 7: Railay

Aquí nos dimos el gusto de conocer el concepto del “lujo asiático”. Como contamos al principio, íbamos de luna de miel, y contábamos con un dinerillo que nos había caído en la boda. Nos habíamos enamorado desde casa de un hotel en Railay, pero aún contando con ese extra en el presupuesto, excedía de nuestras posibilidades.

Pero como no fuimos con los hoteles contratados previamente, sino que los contratamos allí mismo, cuál sería nuestra sorpresa cuando el día antes de salir de Ko Phangan consultamos los precios de este hotel y estaba muy rebajado (lo habíamos revisado anteriormente). Aun así era caro, pero con más de un 50% de descuento en el precio parecía que nos estaba llamando. Así que lo tomamos como el regalo de boda de nuestros amigos y ahí que nos fuimos, a Railay Beach, dispuestos a fumarnos 300 euros en una noche.

Railay es uno de los paisajes más bonitos que vimos durante el viaje. Si no el más bonito. Así que si planeas un viaje por Tailandia en 10 días, reserva alguno para venir aquí. Las famosas formaciones rocosas con vegetación que se erigen sobre las aguas turquesas del mar de andamán impresionan. No importa cuantas veces las hayas visto en fotografías o en vídeos. La realidad siempre es mejor, y aquí mucho mejor. Debe ser una delicia para los amantes de la escalada. De hecho, Railay es uno de los destinos de escalada más destacados del mundo.

Una de las playas de Railay
Una de las playas de Railay

 

En la zona de Railay encontramos 4 playas:

Hat Railay East, Hat Railay West, Hat Phra Nang y Hat Ton Sai, más alejada y que nosotros no visitamos. Las 3 playas que conocimos están rodeadas de un paisaje espectacular. Railay East y Railay West están urbanizadas y a ellas llegan y salen los botes de popa larga a Krabi y a Ao Nang.

Pero la que nos cautivó fue Hat Phra Nang, una de las playas más bonitas del mundo. Sólo hay un complejo hotelero (el Rayavadee). En esta playa encontramos la cueva  Tham Phra Nang, un importante santuario para los locales.

Hat Phra Nang
Hat Phra Nang

 

Existe un mirador desde el que se debe obtener una vista alucinante de Railay, pero el camino es complicado y no se aconseja si ha llovido o se prevén lluvias. Nosotros decidimos dejarlo para los más atrevidos (somos un poco caguetas).

Si quieres saber más conoce NUESTRA EXPERIENCIA EN EL RAYAVADEE.

Días 8, 9, 10: Phuket

Phuket es la espinita que nos ha quedado de nuestro viaje por Tailandia en 10 días. Llegamos de noche, después de un trayecto en coche donde nos sentimos como si estuviéramos en la peli de “2 fast 2 furious”. Por más que le decíamos al conductor que fuera tranquilo, parecía que tenía que arañar minutos al trayecto por causa de vida o muerte.

Cenamos en el hotel y amanecimos en una cama impoluta con vistas a una piscina privada. Era de ensueño. Pero al contectar nuestros móviles empezamos a recibir mensajes de familiares y amigos preguntando si estábamos bien. ¿Qué si estamos bien? ¡No podríamos estar mejor! Pero algo raro pasaba. Demasiada coincidencia tantos mensajes el mismo día y prácticamente a la misma hora. Aún así no caimos…

LAS NOTICIAS

No habíamos encendido la televisión en todo el viaje a Tailandia. Pero ese día había un partido de baloncesto de los buenos y quisimos ver si por algún casual lo retransmitían en alguno de los canales internacionales. Cual fue nuestra sorpresa cuando en todas las cadenas se alarmaba sobre unos ataques con bombas en Phuket.

Era agosto de 2016. Fueron una cadena de pequeños atentados durante una tarde noche y la mañana del día siguiente que dejaron 4 muertos y 35 heridos. Se dijo que habían sido organizados por los guerrilleros separatistas del sur.

Con ese panorama del que nos estábamos enterando por televisión se nos quedó un mal cuerpo extraño. ¿Qué hacer? No tenía por qué pasar de nuevo, y de pasar, no tenía por qué pillarnos a nosotros… Pero la verdad es que el miedo asomó su cabeza. Quizás fuera por estar tan lejos de casa. O por los mensajes de familiares que nos pedían precaución. Quizás por desconocimiento de la situación en el país. Pero eran los últimos días del viaje y una forma de disfrutarlos también era relajarnos en el hotel (aunque eso de volar tan lejos para quedarse en el hotel no forma parte de nuestra filosofía de viaje).

El caso es que decidimos evitar sitios eminentemente turísticos y aglomeraciones como mercados. Así que excursiones que teníamos en mente como conocer las islas Phi Phi, se quedaron sin hacer de esa lista de lugares que ver en un viaje por Tailandia en 10 días. Pero bueno, como siempre decimos, habrá que dejar algo para la próxima vez que visitemos el país de la sonrisa. Combinaremos el norte con una escapada a la zona de Phuket. Seguro.

-Vuela con QATAR AIRWAYS y disfruta de un viaje cómodo además de apoyarnos sin coste para ti.

-Reserva tu hotel y así apóyanos gratis con RUMBO

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.